Sławomir Mrożek

Mr. Mrożek and I never met in person, but I am aware that thanks to his talent and generosity, I am who I am today, and because of that I will be forever grateful.

In 1999, when I was studying Audiovisual Communication in the University, I read a short story called Revolution, and I fell in love with it. After two years of hard work, that story became my first short film in 35mm, and it won more than 50 awards in film festivals.

Thanks to that opportunity that Mr. Mrożek and his wife Susana Osorio gave me, I could get the Scholarship of La Caixa to come to study and live in the US (and of course have opportunities and experiences that I could not have ever dreamt).

Can someone that you have not even met change your life? This is the proof. Thanks so much, Sławomir, I will always keep you in my heart.

El señor Mrożek y yo nunca nos llegamos a conocer en persona, pero soy consciente que gracias a su talento y generosidad soy la persona que soy hoy y por ello le estaré eternamente agradecido.

Allá por 1999, cuando estaba en segundo año de comunicación audiovisual en la universidad, leí un cuento suyo titulado Revolución y me enamoré de esa historia. Tras dos años de trabajo, acabó convirtiéndose en mi primer cortometraje que ganó más de 50 premios en festivales de cine.

En parte, gracias a está oportunidad que me brindaron el señor Mrożek y su mujer Susana Osorio (con la que desde entonces he mantenido una bonita correspondencia) tuve la posibilidad de conseguir la beca de La Caixa para venir a estudiar y vivir a EEUU y tener innumerables oportunidades y experiencias increibles que de otra manera me habría sido casi imposible soñar.

¿Puede alguien al que no has conocido en persona cambiar tu vida? Sin duda, y esta es la prueba. Mil gracias por todo, Sławomir, siempre le llevaré en el corazón.

KOLDO ZUAZUA

I would never forget the first time that I met Koldo Zuazua. I was 20 and about to direct my first short film: Revolution. He loved the story and decided to produce it. It was an amazing experience, and I felt that in that project Koldo taught me most of what I’ve learned about filmmaking.

Koldo is one of the best young producers in Spain. He has produced to some on the best directors there like: Julio Medem, Luis Berdejo, Ramon Salazar,… winning hundreds of awards in film festivals worldwide. That’s why I am so excited of having the opportunity of working with him again 10 years later. Both of us have grown up, and I feel that working together will be a lot of fun and for sure, I will come back to learn a lot from him this time.

Nunca olvidaré el día que conocí a Koldo Zuazua. Yo tenía 20 años y estaba a punto de dirigir mi primer cortometraje: Revolución. Le encantó la historia y decidió entrar a producirlo. Fue una experiencia increíble y siento que de Koldo aprendí casi todo lo que sé sobre hacer películas.

Koldo es uno de los productores jóvenes más importantes de España. Ha producido a alguno de los directores más importantes del país, como Julio Medem, Luis Berdejo, Ramón Salazar… Y ha ganado cientos de premios en festivales de cine por todo el mundo. Será por eso que estoy tan ilusionado por volver a compartir proyecto con él, 10 años después. Los dos hemos crecido, y siento que volverá a ser divertido y seguro que volveré a aprender lecciones valiosas de Koldo esta vez.

FERNANDO FRANCO

For good or bad, thanks to Fernando Franco you are reading this blog now. Before, the Rosete Brothers used to share our film adventures with huge mailings to friends [and no friends] and we did not even know the concept of BCC. The fact is that Fernando threatened to sue us [hope he was joking] and he suggested we should open a blog to share our fascinating lives with the rest of the world, and so we did.

Fernando is a great friend and an amazing film editor. He does not have any mercy in the editing room and that’s why I adore him. There, he help me to rewrite scripts and hide all mistakes that I could have made on the set. I love working with him. Last December he came to New York to visit and he broke his arm when he fell due to the ice on the street. Thankfully it was his left arm, so he was able to go back to Spain to finish his work in the last Montxo Armendariz’s film: “No tengas Miedo“.

Para bien o para mal, gracias a Fernando Franco ahora podeis leer este blog. Antes, los Rosete compartiamos nuestras aventuras en mails masivos a todos los amigos [o no] y ni siquiera conociamos el concepto bcc. El caso es que Fernando amenazó con denunciarnos [en bromaserio] y nos aconsejó abrir un blog para compartir nuestras apasionantes vidas cinematograficas con el mundo; y así lo hicimos.

Fernando, ademas de buen amigo, es un grandísimo montador de cine. No tiene piedad conmigo en la sala de montaje y por eso le adoro. Allí me ayuda a reescribir el guión y esconder todos los fallos que en el rodaje he podido cometer; un gustazo currar con él. El pasado diciembre me hizo una visita por Nueva York, con la mala suerte de que resbaló con el hielo y se partió un brazo. Por suerte fue el izquierdo, así que no tuvo problemas para volver a España y acabar de montar su última película: “No tengas miedo“, de Montxo Armendáriz.

THE WONDER YEARS

blog_Clausura-Ceremonia_leeOnce upon a time, there was a 19 years old boy whose dream was to make movies. One day he felt in love with a short story of a great Polish writer (Slawomir Mrozek). After two years of hard work, he and his “co-dreamers” got that story on the screen. That was pretty much the story of that first short film: Revolution, and this picture, in the premiere at Valladolid International Films Week 2002, receiving the Audience Award. The wonder years, then and now…

Era se una vez un chico de 19 años que soñaba con hacer películas. Un día se enamoró de un relato de un magnífico escritor polaco (Slawomir Mrozek). Después de dos años de duro trabajo, él y sus compinches consiguieron poner esa historia en la pantalla. Esa es más o menos la historia de su primer cortometraje: Revolución, y la foto, en la Semana Internacional de Cine de Valladolid 2002, recibiendo el Premio del Público. Aquellos maravillosos años. Entonces y ahora…

PROYECTO CORTO CANAL PLUS

Proyecto Corto Canal Plus, is a prestigious award in Spain of this TV Channel. They support the production of the awarded short films and then, show them in National TV for 5 years, reaching a huge audience. Some filmmakers that I admire,  got it (like Luis Berdejo or Mateo Gil).

I was extremely lucky to win this award twice; First, with my short film Revolution, and last year, with Basket Bronx. Our interview was recorded in New York by my friend Jaime Dezcallar. Mikel Urmeneta was interviewed too as a co-producer of our film.

Proyecto Corto de Canal Plus es un prestigioso premio que concede este canal en España. Con él, apoyan la producción de los cortos ganadores y luego los proyectan en televisión a nivel nacional durante 5 años, llegando a una gran número de espectadores. Algunos de los directores que más admiro han ganado este premio, como Luis Berdejo o Mateo Gil.

He sido muy afortunado por ganar este premio en dos ocasiones: Primero con el corto Revolución, y el año pasado con Basket Bronx. Nuestra entrevista fue grabada en Nueva York por mi amigo, tambien director, Jaime Dezcallar. Mikel Urmeneta también fue entrevistado, como co-productor del corto.

IGNACIO PEREZ MARIN

ignacio 1

In 1999, by sheer chance, I had the opportunity of meeting Ignacio. I was 19 then, and I was starting the preproduction of my first short film: Revolution. Even though I was only a young guy with no money and no contacts in the industry, Ignacio trusted me and offered to compose the soundtrack for that film. He had studied music for film in Berklee College of Music, probably the best place to go if your dream is to create music for film or TV. People as Roque Baños or Lucio Godoy have studied in Berklee as well.

When Ignacio showed me the soundtrack that he composed for Revolution, I was about to cry. He is so good! Then we collaborate together in my second film: Our Daily Bread. And I hope to have more opportunities of working together in the future because his music makes much better any audiovisual piece (as you can listen in our reel in this website).

En 1999, por causalidad (que no casualidad), tuve la oportunidad de conocer a Ignacio. Por entonces yo tenía 19 años y estaba empezando la preproducción de mi primer corto en 35mm: Revolución. Aunque yo era sólo un chavalín sin un duro y sin ningún contacto en la industria, Ignacio confió en mí y se ofreció a componer la música de la película. Ignacio había estudiado música en Berklee (Massachusetts, US), probablemente el mejor sitio del mundo para aprender a crear música para cine y televisión. Por sus aulas ha pasado gente como Roque Baños o Lucio Godoy.

Cuando Ignacio me enseñó la música que había compuesto para Revolución, casi lloré. Es tan bueno! Luego volvimos a colaborar en mi segundo corto: A Falta de Pan. Y espero que tengamos ocasión de volver a trabajar juntos en el futuro porque su música hace mucho mejor cualquier pieza audiovisual (como puedes comprobar en nuestro reel de esta página).

Subscription Options: